QUE ES LA ATENCION NEONATAL

La monitorización del parto, con la observación continuada del estado de la madre y del feto,
es un factor imprescindible para asegurar el bienestar de ambos y para poder solucionar
cualquier problema que pueda presentarse de improviso.



Control en sala de partos

Los momentos que siguen al parto constituyen un período crítico: tras nueve meses de haber permanecido confortablemente instalado en el cálido seno materno, el recién nacido debe afrontar un medio nuevo, extraño y complejo, que le exige un auténtico esfuerzo de adaptación.

En los primeros minutos de vida, cualquier problema, por pequeño que sea, puede ocasionar consecuencias a veces irreparables si no se actúa rápidamente.

Pero, por fortuna, la mayor parte de las eventuales dificultades se solventan con éxito gracias a una actuación médica inmediata y eficaz.

En la actualidad, el neonatólogo realiza la revisión inicial del pequeño en la misma sala de partos, en una zona especialmente destinada a tal fin, acondicionada para llevar a cabo las valoraciones imprescindibles y dotada de todo el instrumental necesario para hacer frente a cualquier problema.

Sólo cuando se constata que todo marcha bien, o se ha solucionado un eventual contratiempo, continúan los cuidados habituales para garantizar la salud y el bienestar del recién nacido.



Los cuidados del cordón umbilical ocupan una parte primordial del control en la sala de partos se registran las características del muñón ( vascularización, grosor, consistencia), se verifica el estado de la ligadura, colocada antes del corte, se aplica un antiséptico para infecciones.

El Test de APGAR

Para valorar el estado vital del recién nacido suele recurrirse al denominado "test de Apgar!!, Una exploración que se realiza justo en el primer minuto de vida y, de nuevo, al cabo de cinco o diez minutos.

Tiene en cuenta cinco parámetros físicos: la coloración de la piel, la frecuencia cardiaca la respuesta refleja a los estímulos, el tono muscular y la respiración.

A cada uno de los parámetros se le asigna una puntuación del cero al dos, y la suma de todos los puntos se valora en una escala del cero al diez.

Con este dato se conoce el estado general del recién nacido y se tiene una pauta eficaz para determinar si todo se desarrolla correctamente.



Valoración:

  • De 7 a 10 puntos: el bebé está en perfectas condiciones

  • De 3 a 6 puntos: puede ser precisa la administración de oxígeno; el niño debe estar bajo control riguroso.

  • Inferior a 3 puntos: deben llevarse a cabo de inmediato las técnicas de reanimación necesarias.

  • DRA.DELIA FIGUEROA PINEDA
    PEDIATRA Y NEONATOLOGA
    TORRE MEDICA HOSPITAL ANGELES
    TEL 6-35-18-04
    Copyright © 2009    |    Powered by  MEXDOCTORS.COM    |   e-mail@mexdoctors.com  | Tijuana B.C